Torcedura de tobillo

Las veredas en mal estado, una mala pisada o andar con tacos, puede causar una dolorosa torcedura de tobillo. Para este tipo de accidentes o en el caso de esguinces de menor grado, la recomendación es aplicar hielo para desinflamar la zona y realizar un vendaje que entregue estabilidad a la zona pero que permita movilidad. Contrariamente a lo que se creía antes, el permitir movilidad al pie ayuda a descomprimir la zona afectada producto de la rotura de los vasos sanguíneos cercanos a los tendones. Este sangrado, si está inmovilizado, va creando cayos que demoran aún más la recuperación, por lo tanto lo mejor es comenzar a mover y apoyar el pie apenas el dolor lo permita, siempre con seguridad para evitar torce nuevamente la zona y agravar la lesión.

Nuestras vendas fijas y elásticas pueden ayudar a estabilizar y dar seguridad a la pisada con un vendaje funcional, así permites la movilidad del pie en un ángulo que no produzca molestias.

Si el dolor es muy intenso, o el hematoma es muy grande, como siempre la sugerencia es acudir al médico, que recomendará el tratamiento adecuado, y revisará la gravedad de la lesión con radiografías.

Para evitar las torceduras en el día a día, los consejos son:
– Pon atención donde pisas, mirar el teléfono móvil mientras caminas aumenta el riesgo de doblarse el pie.
– Usa zapatos cómodos de camino a la casa o al trabajo. Hoy es cada vez más común el andar con los zapatos formales dentro de un bolso o mochila y usarlos en la oficina, y utilizar zapatillas para caminar.
– Usa el calzado adecuado para cada deporte. La industria del deporte se ha especializado cada vez más en adaptar cada calzado a las necesidades específicas de cada especialidad deportiva, por lo que las plantas y amortiguaciones son distintas para cada superficie.
– Mantén un peso adecuado. Cuando aumentamos mucho de peso perdemos estabilidad y sobrecargamos la zona inferior.

Deja un comentario