Después del golpe, el moretón

Los hematomas, o comúnmente llamados moretones, son marcas que quedan producto de la rotura de vasos sanguíneos que se encuentran bajo nuestra piel. Éstas marcas van variando de color con el tiempo desde un color rojizo hasta un verdoso amarillento, pasando por un tono morado o lila que le da su nombre coloquial. Por lo general no presenta complicaciones y suelen evolucionar positivamente, desapareciendo desde los 5 a 30 días dependiendo de la gravedad y zona del golpe.

Es muy frecuente ver que los niños presentan estas marcas en las piernas, sobre todo bajo las rodillas, y es que su delgada piel se ve afectada por pequeños golpes producto del juego que a veces pasan inadvertidos, pero al pasar las horas quedan las marcas que acusan que han sufrido una caída o golpe accidental.

La única forma de evitar los moretones es proteger las zonas susceptibles de recibir daño por caídas y golpes al andar en bicicleta, patines o monopatín. Rodilleras, coderas u otra protección acolchada pueden ayudar, y claramente el casco, que protegerá la cabeza.

Cuando un moretón aparece sin causa aparente es mejor consultar a un médico, ya que puede deberse a alguna patología asociada a la falta de vitaminas, genética o producto de la reacción a algún medicamento que puede estar provocando una falla en la capacidad de coagulación.

Deja una respuesta